Triquilapa, Cuidar la tierra no es moda, es supervivencia.

Como comunidades, es importante que asumamos la responsabilidad de preservar las reservas ecológicas.

Tegucigalpa, como muchas otras ciudades de Honduras, está rodeada de montañas llenas de bosques biodiversos. Estos bosques nos proporcionan agua dulce y aire fresco, pero año tras año, la deforestación, los incendios y la invasión de zonas de amortiguamiento siguen dañando estas áreas. Si no tomamos ninguna medida, en sólo tres años el daño será irreversible. Hay muchas formas en que las comunidades pueden implicarse en la conservación del medio ambiente. He aquí algunos ejemplos: 1. Planta árboles y crea espacios verdes en tu comunidad. 2. Edúcate a ti mismo y a tu comunidad sobre la importancia de la conservación del medio ambiente. 3. Apoya a las organizaciones locales que trabajan para proteger el medio ambiente. 4. Abogue por políticas que ayuden a proteger el medio ambiente. 5. 5. Toma decisiones sostenibles en tu vida cotidiana. El incendio de 7 de abril del 2014 en Triquilapa arrasó con 12 hectáreas de bosque de roble al que le había tomado alrededor de 10 años regenerarse. En Tegucigalpa el promedio de temperatura en 1979 era de 27.6 ºC, en el 2012 de 30.9 ºC y en el 2016 de 31.9 ºC. La conservación y reforestación de los bosques debe ser un objetivo primordial de nuestras ciudades.

La importancia de preservar las reservas ecológicas en Honduras

Preservar las reservas ecológicas es importante por dos razones. En primer lugar, albergan una enorme biodiversidad, cuya pérdida sería una tragedia. En segundo lugar, estas reservas desempeñan un papel fundamental en la regulación del clima y  el ciclo del agua. Ayudan a mantener frescas nuestras ciudades y limpias nuestras reservas de agua. Si queremos proteger nuestro medio ambiente y nuestra calidad de vida, tenemos que actuar ahora y preservar nuestras reservas ecológicas.

¿En qué consiste la conservación del medio ambiente?

La conservación ambiental tiene como objetivo detener o revertir el daño que los seres humanos hacemos al medio ambiente. Las acciones de conservación incluyen la protección de la biodiversidad, el control de la contaminación, la restauración de ecosistemas dañados y el manejo sostenible de los recursos naturales. Todo esto se puede lograr a través de la participación activa de las comunidades y el apoyo de las autoridades locales.

Cómo concienciar sobre la conservación del medio ambiente

Usted puede ayudar a concienciar sobre la importancia de la conservación del medio ambiente hablando con tus amigos y familiares sobre el tema, compartiendo artículos y vídeos en las redes sociales y participando en marchas y protestas. También puedes apoyar a organizaciones que trabajan para proteger el medio ambiente, como Greenpeace o el Sierra Club.

¿Cuáles son los retos para los activistas medioambientales?

Siendo conscientes del panorama, los activistas medioambientales enfrentan una ardua tarea para preservar las áreas verdes. Para empezar, hay que concienciar a la comunidad respecto a la importancia de la conservación de los bosques, así como de la destrucción y el deterioro que puede ocasionar su descuido. La principal tarea aquí es crear conciencia e incentivar al vecindario a involucrarse en proyectos de conservación. Esto puede llevarse a cabo mediante programas educativos para la niñez y acciones informativas por parte de organismos gubernamentales e instituciones no gubernamentales. El éxito de estas campañas se basa en el alcance que están logrando los activistas y su capacidad para generar interés entre los habitantes locales.

¿Cómo pueden participar las comunidades en este movimiento?

Tú y tu comunidad podéis desempeñar un papel integral en los esfuerzos de conservación del medio ambiente. Un ejemplo podría ser participar en iniciativas de reforestación en tu ciudad local, como Tegucigalpa, que está rodeada de montañas con bosques llenos de biodiversidad. También puedes unirte a un grupo que organice periódicamente jornadas de limpieza de parques y otros espacios verdes cercanos. Estas actividades pueden ayudar a mantener los espacios verdes intactos y libres de daños causados por deforestaciones, incendios e invasiones ilegales de zonas de amortiguamiento. Participar en estas iniciativas es una forma estupenda de que tu comunidad contribuya a la conservación de la naturaleza y marque la diferencia en los años venideros.

¿Cómo iniciar un proyecto de conservación de reservas ecológicas?

A fin de que una comunidad inicie un proyecto de conservación de la naturaleza, primero deben informarse sobre la situación actual del entorno natural. El primer paso es identificar los ecosistemas en peligro y determinar qué áreas necesitan más protección. Después de establecer los objetivos, se deben definir las mejores estrategias para lograrlos. Se recomienda involucrar a miembros locales con experiencia que sean sensibles al medio ambiente y no tengan conflictos de intereses. Esto ayudará a asegurar que la comunidad beneficiaria sea parte integral del proyecto, con el fin de lograr una mayor responsabilización general.

Ha llegado el momento de que las comunidades tomen partido y protejan las reservas ecológicas. Trabajando juntos, podemos crear un movimiento que salvaguarde estas zonas para las generaciones futuras. Juntos podemos marcar la diferencia.